Entrevistamos al tatuador Gabo Art Circus

Mientras boceta un diseño para un cliente, comenzamos la entrevista con Gabriel Pérez, más conocido como Gabo, tatuador y cofundador del estudio Kraken, localizado en Querétaro, y el cual en poco tiempo se ha hecho un buen nombre dentro de la ciudad.

  • ¿De dónde viene tu nombre Gabo Art Circus?

Pues yo estudié diseño gráfico y artes plásticas y mucho tiempo me dediqué al circo.

  • ¿Y del circo pasaste a tatuar?

Bueno, yo toda mi vida he dibujado. Cuando estuve en el circo, mi obra plástica hablaba sobre el circo tradicional, de la calle. Y como el tatuaje y el circo friki siempre fueron de la mano, muchos de mis amigos empezaron a tatuarse dibujos míos, pero no les gustaba cómo les quedaban. Entonces, sobretodo por la insistencia de uno de ellos, que siempre me decía: “si ya sabes dibujar, empieza tú a tatuarlos”, empecé en esto del tatuaje. Nunca esperaba que se convirtiera en mi forma de vida, pero así fue.

Diseño by Gabo Art Circus

Me di cuenta de que el mundo del tatuaje era muy hermético.

  • ¿Empezaste por tu cuenta, o en algún estudio?

La verdad es que me fue muy mal con eso de los estudios. Me di cuenta de que el mundo del tatuaje era muy hermético, siempre hay como un celo, y la mayoría no te da acceso. Pero bueno, me topé con la suerte de que una amigo ilustrador que tatuaba por hobbie, me enseñó lo básico, y por ahí empecé. Él tenía toda la herramienta y pude empezar con pieles sintéticas, de puerco…¿también contigo mismo? eh…no, quería tener tatuajes bonitos! (risas)

  • El mundo del tatuaje está en constante evolución. Ahora es muy asequible hacerse con un equipo básico y empezar a tatuar. ¿Crees que esto devalúa el trabajo de profesionales que llevan años en el medio?

Qué bueno que haya una apertura de posibilidades para la gente que empieza. Después de todo, el sol sale para todos. Yo siempre recomiendo a los clientes que lo primero es que conozcan el trabajo de su tatuador. Nosotros en el estudio antes de darte una cita, te damos una cita de diseño. Para que vayas y conozcas el estudio, conozcas al tatuador, te muestre su trabajo y aclare las dudas que pudieras tener acerca del diseño o el proceso del tatuaje, y además poder bocetar bien las ideas con las que llegas.

Algunos diseños que podemos encontrar en su estudio.
  • En todo lo que llevas tatuando ¿qué ha sido lo más bizarro que te ha tocado hacer?

Fíjate que he corrido con la suerte de que la gente por norma general suele pedir mis propios diseños, o en el caso de que ya traiga al estudio algún referente visual, lo trabajo para que tenga un diseño original.

  • ¿Crees que el tatuaje es un arte?

Cien por ciento. Tenemos la posibilidad de traducir emociones a un papel, y del papel pasarlo a la piel.

El tatuaje viene a reforzar quién eres, tus gustos, tus creencias, y por qué no, también tus cagadas.

  • Sin embargo, también es una moda…

Mira, los tres tatuadores que estamos en el estudio no lo hacemos por dinero. Nos gusta mucho dibujar, y el tatuar es dibujar. Por eso es tan importante esa primera cita de diseño, de esa forma hacemos un poco de filtro, conocemos a las personas y evitamos que se tatúen algo de lo que se puedan arrepentir en un futuro. Para mí el tatuaje viene a reforzar quién eres, lo que piensas, tus gustos, tus creencias, y por qué no, también tus cagadas. Después de todo estamos en constante evolución y el tatuaje te viene a recordar quién fuiste y a dónde vas. Creo que para mí es la médula espinal de lo que me gusta hacer y es lo que le comparto a la gente.

  • Ahora que Aplof trabaja con cada vez más estudios, nos hemos dado cuenta que hay muchas menos tatuadoras que tatuadores, ¿crees que el mundo del tatuaje es un mundo machista?

En mi estudio estamos planteándonos tener una sección de puras tatuadoras. ¿Por qué la distinción?, lamentablemente en México así funcionamos aveces. Si ya hay secciones en el metro exclusivas para mujeres, por qué no en los estudios de tatuaje. Al menos como primer paso. De hecho el ochenta por ciento de mis clientes son mujeres, pero siempre hay cierto pudor o pena, porque en ocasiones te tienen que mostrar partes íntimas. Entonces, creo que sería una buena opción tener esta sección femenina. Por el hecho de esto de la confianza entre mujeres, y sobretodo por fomentar que cada vez haya más tatuadoras.

  • Si pudieras rayar a quien tu quisieras: cantantes, actrices, etc. ¿a quién rayarías?

Pues a ninguna celebridad. Yo rayaría a mi padre. Me encantaría porque no tiene ninguno y aunque he intentado convencerle siempre me dice “no, y no, y no”, pero ojalá un día pueda rayarlo. Él es militar y aunque en un principio le chocó mi nuevo camino, ahora es uno de mis mayores promotores.

  • ¿Tu familia te apoyó entonces en esta nueva etapa como tatuador?

Pues la verdad sí, aunque mi madre me decía que cómo podía ser que a pesar de haber estudiado tres carreras, el único título que demuestra que soy algo, es el de tatuador. Y sí, ahí está mi papelito de la Cofepris con mi nombre, que es mi única profesión acreditada.

Cuando empezaba en esto me imaginaba en fiestas en piscinas con un chorro de chicas tatuadas…

  • Oye, volviendo un poco a eso de que aveces te toca ver partes íntimas de la gente. ¿Es cierto ese mito de que los tatuadores son Don Juanes por excelencia?

Yo cuando empezaba en esto me imaginaba en fiestas en piscinas con un chorro de chicas tatuadas, en bikini y demás. Y lo sigo esperando. (risas) No te voy a mentir, obviamente rebasas esa barrera de pudor. Un tatuador se vuelve tu amigo. Se vuelve tu confidente porque le estás contando cosas muy personales para que las traduzca en un diseño. Entonces rompe esa barrera. Así que, más que amantes puedo decir que he ganado amigos y amigas.

  • ¿En qué estilos te defiendes mejor y cuáles te gustaría aprender o mejorar?

Empecé con mucha geometría y black-work, pero ahorita me estoy yendo mucho al realismo en grises. Me siento muy cómodo ahí. Mucho de lo que ha marcado cierta diferencia en lo que hago, es que casi la mayor parte del tatuaje la hago con línea tres. Esto le da como un aspecto de sketch combinado con realismo, y ese estilo me ha abierto muchas puertas tanto en el gremio como en expos. Y a donde a lo mejor me gustaría irme algún día es al tatuaje japonés.

  • ¿Qué le dirías a cualquiera que tenga la inquietud por tatuar y quiera empezar a dedicarse a ello?

Le diría que dibuje mucho, que si no le apasiona dibujar que ni empiece a tatuar, pues lo va a ver como un trabajo cualquiera.

Hasta aquí nuestra entrevista con Gabo Art Circus. Lo pueden seguir en su Facebook como Gabo Art*Circus, o directamente al estudio Kraken tattoo & Arts y en Instagram como Gaboartcircus.

 

Compartir